¿Cómo funciona una caldera de gasoil?

El gasoil almacenado comienza a fluir hasta el quemador. En él, el gasoil se atomiza, es decir, se distribuye en decenas de gotas minúsculas, que pasa de una forma líquida a una bruma húmeda disuelta en el aire. En el quemador se ponen en marcha unos electrodos que, por medio de la energía eléctrica, combustionan el gasoil atomizado para crear unas llamas controladas. Estas llamas calientan el quemador y una pieza llamada intercambiador, que se encuentra junto al quemador. Por el intercambiador circula agua, que, al contacto con las llamas controladas del gasoil, se calienta y llega hasta los radiadores o la ducha o grifo que hayas abierto.