¿En qué consiste un termo eléctrico?

Un termo eléctrico calienta el agua mediante resistencias eléctricas instaladas en el interior del depósito. Cuando el agua alcanza la temperatura deseada, la resistencia se apaga y el agua caliente permanecerá dentro del depósito a la espera de ser usada. Por tanto, una vez caliente el agua que cabe en el propio termo, dispones de esa cantidad de agua caliente para consumirla y a medida que entra agua fría en el termo, ésta necesitará un tiempo para calentarse.