Fosas sépticas, todo lo que hay que saber sobre ellas en Pontevedra

Las fosas sépticas son un instrumento indispensable en determinadas situaciones. Especialmente en lugares donde no existe un sistema de alcantarillado urbano. Son necesarias para hacer una buena gestión de los residuos y por eso deben estar presentes cuando las circunstancias lo demanden.

¿Qué son las fosas sépticas y para qué sirven?

Una fosa séptica es un recipiente de gran tamaño que se utiliza para el tratamiento de las aguas residuales domésticas.

Dentro de este recipiente se realiza la separación y la transformación físico-química de la materia orgánica que va a parar a él, aunque no se hace de forma tan eficiente a como se hace en una estación depuradora.

La necesidad del uso de fosas sépticas procede de la ausencia de redes de alcantarillado en la zona que puedan usarse para evacuar los deshechos. Esto suele ser común en zonas rurales o residencias que están alejadas del núcleo urbano.

La fosa séptica, retomando un poco la historia, viene a sustituir a los pozos negros que se usaban antiguamente y que suponían un gran riesgo para la salud al hacer posible que los patógenos derivados de las heces pudieran contaminar el agua que corría bajo la tierra y que era de uso corriente para los humanos y animales.

¿Cómo funciona una fosa séptica?

La idea de funcionamiento de una fosa séptica es que, con el menor flujo de agua posible, la parte sólida de los residuos se pueda depositar en ellas liberando la parte líquida.

Cuando esto ha pasado, ciertas bacterias aerobias y anaerobias actúan sobre la materia orgánica descomponiéndola en sus componentes inorgánicos y convirtiendo parte de estos sólidos en materia que es soluble en el agua.

Este sistema reduce la cantidad de materia orgánica y también alrededor del 40% de oxígeno necesario para hacerlo. Después de este proceso, el agua puede devolverse a la naturaleza con menor riesgo para la misma.

Luego, la parte sólida restante debe ser retirada cada cierto tiempo, en general, cada uno o dos años, puede que más, dependiendo del tipo de fosa que sea y del número de usuarios que la usan. Lo que se retira se debe llevara un lugar donde pueda ser tratada correctamente.

Normativa que regula la instalación de fosas sépticas

Desde el 2002 con la ley 9/2002, de 30 de diciembre, de Ordenación Urbanística y Protección del Medio Rural de Galicia en el articulo 23 donde se trata las condiciones de edificación, en apartado g) podemos leer: “Para autorizar las edificaciones se exigirá tener resueltos, con carácter previo y a costa del promotor, al menos los servicios de acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación y tratamiento de las aguas residuales y suministro de energía eléctrica o, en otro caso, garantizar la ejecución simultánea con la edificación.

Esto obliga a toda edificación tener contemplado el tratamiento de aguas residuales y para ello habrá que acudir al código técnico de la edificación recogido en el Real decreto 314/2006 y en concentro al documento básico de salubridad “DB-HS” donde se imponen las normas para el calculo de las instalaciones de depuración y evacuación del vertido.

Nuestros Servicios

En Orse somos especialistas en la instalación de fosas sépticas para las comarcas de Pontevedra, Salnes y el Morrazo. Cualquiera que sea su problema podremos resolverla contáctenos.